Ir al contenido principal
MASAJE DESCONTRACTURANTE

MASAJE DESCONTRACTURANTE

El masaje nos proporciona el medio de hacer frente a una continua jornada de trabajo y de presiones cotidianas. Para la gran mayoría de nosotros, la rigidez y el dolor son una forma de vida a la que nos hemos habituado, y que con frecuencia no nos damos cuenta de que nuestros músculos están tensos hasta el momento en que recibimos un masaje.

Los masajes descontracturantes ayudan a liberar sustancias llamadas endorfinas, hormonas que actúan como los antidepresivos naturales del organismo y que generan en los seres humanos emociones positivas de bienestar y nos ayudan a combatir el dolor. Esfuerzos leves pero repetidos con gran frecuencia pueden superar la capacidad de adaptación del músculo. Es una serie de maniobras manuales que se realizan sobre una parte o superficie del cuerpo con mayor presión para conseguir los siguientes efectos:
-Ascender la temperatura de la piel y tejidos, para incrementar la afluencia de sangre en la zona masajeada y mejorar el estado nutritivo de la piel y músculos.
- Dar una mayor capacidad de recuperación y rendimiento al músculo.
-Mejorar la resistencia al trabajo y alejar la sensación de cansancio.